Babel y Mambu se unen para ofrecer el mejor servicio de banca en la nube - BABEL Sistemas de Información
Saltar al contenido
También puedes escuchar este post en audio, ¡dale al play!

La industria financiera es uno de los sectores que más acelera en su transformación digital. Factores como la pandemia, la crisis económica o los cambios culturales están generando maneras diferentes de consumo y nuevas necesidades a las que dar respuesta.  
 
Babel, muy atenta a los cambios del mercado, y en la búsqueda continua por ofrecer a sus partners tecnológicos las soluciones más novedosas y rentables, apuesta por una banca más ágil y flexible, basada en la tecnología, que pone al cliente en el centro. En este contexto, se fortalece la nueva alianza entre Babel y Mambu para, juntos, ofrecer soluciones digitales a la medida de sus clientes. Según David Ramos, responsable de la Unidad de Banca de Babel, “esta colaboración nos permitirá generar un ecosistema de banca como servicio (BaaS), recortando los tiempos de implementación tecnológica en nuestros clientes y facilitando el acceso a una tecnología innovadora, para que, por fin, los equipos de tecnología puedan alinearse con las solicitudes del negocio sin un sobresfuerzo en tiempo y costes”.
 
Mambu es una compañía nacida en Alemania con sede principal en Amsterdam que desarrolla software financiero en la nube. Con un modelo de negocio puramente SaaS, Mambu ofrece motores bancarios para el lanzamiento y mantenimiento de productos de activo y pasivo (cuentas corrientes, productos de ahorro y préstamos) como servicio desde la nube. Así, Mambu ayuda a bancos, fintechs, y otras empresas interesadas en ofrecer servicios financieros como retailers o telcos a ofrecer ágilmente productos bancarios digitales de alto valor. La firma da cobertura a más de 200 clientes repartidos por 65 países, a través de los cuales su plataforma sirve a más de 56 millones de usuarios últimos. En su última ronda de inversión, en diciembre de 2021, Mambu levantó 235 millones de euros, situando su valoración en 4.900 millones de euros, tres veces su valor anterior. Víctor Indiano, jefe de ventas de Mambu en España señala que “al sumar la tecnología y experiencia de Babel con la arquitectura de Mambu, reflejamos la misión fundacional de esta compañía: ser la base sobre la que construir las experiencias financieras del presente y futuro digital mientras habilitamos modelos operativos de negocio ágiles y centrados en el cliente”. 
 
La Unidad de Banca de Babel es una de las áreas más consolidadas del grupo. Sus aplicaciones dan servicio a 100 millones de usuarios, y soporte a clientes de más de veinte países repartidos por tres continentes, a través de un grupo de cerca de 500 profesionales altamente especializados. Este grupo de expertos trabaja para los principales bancos digitales de las geografías en las que opera. Es el caso de ING, al que acompaña en su estrategia de crecimiento en España.
 

Desarrollo de servicio Buy Now Pay Later, primera colaboración entre ambas compañías 

 
A partir de esta nueva alianza se pretende ofrecer soluciones con un enfoque tecnológico diferencial. Es el caso de Flex2pay, un servicio de BNPL (Buy Now Pay Later as a Service), en el que ambas compañías están ya trabajando. 
 
“Compre ahora, pague después (BNPL)” es un tipo de financiamiento a corto plazo que permite al consumidor realizar compras y pagarlas en una fecha futura, generalmente en cuotas quincenales o mensuales, sin intereses. Un comercio ofrece a sus clientes la opción de pago fraccionado para adquirir sus bienes o servicios a través del proveedor de BNPL. El cliente se registra con el proveedor BNPL que realiza una evaluación crediticia (en tiempo real para cada transacción), utilizando su propia información crediticia y modelos de evaluación. Una vez aprobado, el cliente puede financiar la compra y el proveedor BNPL desembolsará el importe de los bienes o servicios al comercio menos una tarifa de desembolso. El cliente reembolsará el valor financiado directamente al proveedor de BNPL más los intereses y/o recargos, en función de su propio modelo comercial, que puede también implicar o no un pago inicial.
 
Para los comercios, el uso de BNPL se traduce en un aumento de la tasa de conversión, procesos de autenticación más rápidos, mayor visibilidad y acceso a nuevos clientes o aumento de fidelización y recurrencia de las compras, entre otras ventajas. Por otro lado, los usuarios se benefician de poder fraccionar sus pagos en el punto de venta, accediendo al crédito sin grandes dispensas en intereses y de forma transparente.
 
El servicio de pago BNPL es una tendencia al alza porque amplía el poder adquisitivo del cliente, ayudándole a administrar mejor sus finanzas mientras accede a un crédito de bajo coste. Existen grupos de población (sobre todo los nativos digitales, milenials y generación Z) que buscan simplicidad y bajos costes, que acostumbran a utilizar múltiples aplicaciones para gestionar sus finanzas y que prefieren evitar el proceso de las instituciones tradicionales de asignación de crédito por su falta de conveniencia e historial crediticio.

Merce López
Merce López

Periodista responsable del departamento de Comunicación de BABEL.

logo linkedin compartir en Linkedin Contacto

Otros artículos destacados